Gabriela del Río: desayuno de campeones

Para mí no hay nada mejor que empezar el día con un buen desayuno: ese que siempre te ayuda a despertar con una sonrisa. Por eso, hoy quiero mostrarles cuáles son mis desayunos favoritos. Les traigo 4 recetas muy fáciles de preparar y que son válidas para todos los días de la semana (¡no sólo para los domingos!).

1. Desayuno frutal

Empecemos con el desayuno más saludable. Ideal para arrancar la mañana a pura energía: simple, rico y nutritivo.

Ingredientes (para 2 personas):

2cdas de yogurt (firme, griego o casero)

1 manzana

1 pera

1 naranja

1 banana

1 kiwi

½ taza de frutos rojos

C/n de Granola

Procedimiento:

1. Lavar y cortar todas las frutas. Pueden elegir las que más les gusten pero (¡por favor!) eviten las frutas enlatadas.

2. En un “cuenquito”, como dirían mis hijos, colocar las frutas cortadas y luego añadir el yogur.

3. Coronar con la granola. Pueden consultar mi receta de granola casera haciendo click aquí.

2. Desayuno americano

¡Un auténtico desayuno de campeones! Sabroso y contundente.

Ingredientes (para 2 personas):

1 cebolla

2 tomates perita

4 huevos

2cdas de leche

C/n de salsa picante (opcional)

C/n de aceite

C/n de sal y pimienta

Procedimiento:

1. Cortar la cebolla en pluma y los tomates en gajos (quitándoles las semillas).

2. Colocar una sartén al fuego. Mientras se calienta, batir los huevos con la leche (aquí, los más valientes pueden optar por añadir un poco de salsa picante).

3. Dorar la cebolla con el aceite de oliva y reservar. Repetir esta misma operación con los tomates.

4. Rectificar el aceite y añadir los huevos sobre la sartén. Revolver con una espátula o con una cuchara de madera hasta obtener la consistencia deseada.

5. Presentar el plato dividido en tercios (cebolla, tomate y huevo) dejando un espacio libre para colocar unas tostadas con queso derretido. Añadir sal y pimienta a gusto.

3. Tostadas francesas

Una receta con mucha historia (¡su origen data de la época de los romanos!) que todavía sigue vigente hasta nuestros días. Excelente para salir del paso.

Ingredientes (para 6/7 tostadas):

1 huevo

1/2 taza de leche

C/n de canela en polvo

1cda de azúcar mascabado

C/n de miel

C/n de azúcar

C/n de manteca

Rodajas gruesas de pan lactal o pan de campo (otras variantes pueden ser: rodajas de pan integral, pan francés, medialunas, rosca de pascuas, etc)

Procedimiento:

1. Batir el huevo junto con la leche, la canela en polvo y una cucharada de azúcar mascabado. Reservar.

2. Calentar la preparación y sumergir las rodajas de pan (preferentemente tienen que tener 1,5cm de ancho).

3. Colocar una sartén en el horno y, cuando esté bien caliente, preparar un caramelo con el azúcar y la miel.

4. Pasar las rodajas de pan sobre el caramelo, apenas comience a tomar color.

5. Servir calientes y untar con una lámina de manteca.

4. Pancakes

Por último, un homenaje para los más golosos.

Ingredientes (para dos personas):

130g de harina

1/2cdita de sal

2cditas de polvo para hornear

2 huevos

4cditas de azúcar

320g de leche

Ralladura de 1 naranja

1 o 2cdas de manteca “noissette” (derretir la manteca hasta obtener una coloración tostada -sin que se queme- y con un leve aroma a almendras)

C/n de aceite

C/n de frutos rojos

C/n de azúcar impalpable

Procedimiento:

1. En un recipiente grande, mezclar la harina, la sal y el polvo para hornear.

2. Separar la clara y la yema de los huevos. Reservar.

3. Mezclar las yemas, el azúcar, la leche, la ralladura de naranja y la manteca “noisette”. Verter sobre la mezcla de la harina y batir hasta que no queden grumos.

4. Por otro lado, batir las claras a punto nieve.

5. Homogeneizar ambas preparaciones mezclando de manera envolvente.

6. Con la ayuda de un cucharón, verter la mezcla sobre una sartén pequeña (o dentro de un aro sobre una sartén grande) con un poco de aceite.

7. Cocinar la masa de ambos lados cubriendo la sartén con una tapa.

8. Servir los pancakes de a pares, rociar con miel y coronar con frutos rojos y azúcar impalpable.

¡Espero que estos desayunos les gusten tanto como a mí!

Gabriela entiende a la pastelería como un arte. Con sentido estético y creativo, hace que su producto sea algo único y original. Desde hace 9 años, toda su impronta y experiencia la vuelca en Sabía que venías (y prepare un pastel), más que su restaurante, su segunda casa en Capilla del Monte, Córdoba.